sábado

POSTAL






Yo fui la adicta de sus arterias,

la que recogía la sangre

del ventrículo izquierdo

y me transportaba por su torrente

como oxígeno amartelado.

Su respuesta una postal

con matasellos de Cincinnati:

-Estoy a orillas del Ohío

y de momento mi mujer

no desea regresar a España.

Mi contestación:

-Ojalá te atragantes

con las alitas de pollo

en salsa barbacoa

y te acuerdes tanto de mí

como de la Seguridad Social.



...

Poema: Meri P. Blanquer

Lienzo: iroko Shiina 


,

4 comentarios:

MuCha dijo...

que maravilloso escribes

fco. javier dijo...

La venganza se sirva con curry por lo que veo

Carlos Gil Fernández dijo...

Bello despecho.

Jorge Ampuero dijo...

Ojalá...

Saludos.