sábado

POSTAL






Yo fui la adicta de sus arterias,

la que recogía la sangre

del ventrículo izquierdo

y me transportaba por su torrente

como oxígeno amartelado.

Su respuesta una postal

con matasellos de Cincinnati:

-Estoy a orillas del Ohío

y de momento mi mujer

no desea regresar a España.

Mi contestación:

-Ojalá te atragantes

con las alitas de pollo

en salsa barbacoa

y te acuerdes tanto de mí

como de la Seguridad Social.



...

Poema: Meri P. Blanquer

Lienzo: iroko Shiina 


,

5 comentarios:

MuCha dijo...

que maravilloso escribes

fco. javier dijo...

La venganza se sirva con curry por lo que veo

Carlos Gil Fernández dijo...

Bello despecho.

Jorge Ampuero dijo...

Ojalá...

Saludos.

Anónimo dijo...

Cada uno tiene lo que se merece... No juegas limpio y pretendes que los demás lo hagan?