sábado

Retorcida y añorante...

John Everett Millais






Retorcida y añorante,

pálida y afligida,

la flor destila

aceite para sobrevivir.

Será la espada

la que acaricie

sus sutiles pétalos

para despertar

los áridos afectos

olvidados.

Será su hoja punzante

con acero templado

la que matará

sus recuerdos

y así,

la rosa volverá

con su efluvio oloroso

a germinar de nuevo.



10 comentarios:

Laura Caro dijo...

Morir para vivir. Así es.
Morir pequeñas o grandes cosas para renacernos.
Un abrazo, Meri Pas.
Y muchas gracias por estar cerca.

Mar dijo...

ESte cyadeo que aquí dejas, esta visión Ofelia, me trae recuerdos de cuando lo descubri.
Tu poema desgarrado, bello la tragedia que nos dibuja

Ricardo Miñana dijo...

Muchas felicidades para este año y que la crisis pase de largo.

¡¡Feliz año 2011!!

Un abrazo.

Felipe dijo...

Impresionante pintura de John Everett acompañada de un poema del renacer,del empezar,de creer que aún el amor es posible

Saludos

Francesc Cornadó dijo...

Buen poema, te felicito.

No hace falta aceros templados ni hojas de doble filo, a veces un suspiro puede herir los pétalos del alma.

Tengo cierta prevención, sin embargo, con los prerrafaelitas, es cuestión personal.

Feliz 2011, que la poesía y el arte te acompañen.

salud

Francesc Cornadó

Rafael dijo...

Hace mucho tiempo recorrí la Tate muy apresuradamente, y éste fue el único cuadro que me impactó. Es muy conocido, es cierto; pero al verlo ilustrando tu poema no he podido evitar el recuerdo.
Pienso, sin embargo (quizás me equivoque) que lo has puesto simplemente porque te gusta, porque no encuentro relación entre el cuadro y tu poema. Bueno, quizás sí, la naturaleza rodea a Ofelia muerta indicándonos que la muerte no es más que un elemento más de la vida y que, además, la vida siempre prevalece. Tu poema es muy vital, muy carnal diría; y en ese sentido la naturaleza desbordadad del cuadro de Everett le sienta bien. Ofelia es el centro, pero ya se adivina que será tragada por la aguas, igual que los sentimientos muertos pueden servir de abono a los vivos.
No sólo de espadas viven las rosas:

"si un pétalo pudiera con la yema del dedo,
en la hora más temprana, bajo la luz azul
romper con suavidad para abrir el baúl
que guarda el aire quedo"

Odel dijo...

Precioso poema para iniciar un año mas

María Socorro Luis dijo...

Bello poema para comenzar un año.

Besos y versos.

Pamela Janet dijo...

Huele a germinar del renacer nuevo. Besos!

mauricio rey dijo...

Renacerás rosa!!!
Serás!!!