domingo

NAUFRAGIO









Cómo será otra vez
atravesar tu ombligo.
Me pregunto
en qué impávido segundo
te clavaste en mi cruz
-madera tallada de carcoma hambrienta-
Cómo será
volver a succionar
tu tronco ardiente
cuando ya
aprendí a navegar
en otros puertos.
Cómo será
rozar de nuevo
tu bruñido pelo,
tu oreja izquierda
fiel compañera
de mi codiciosa lengua.
Cómo sería todo
cuando ya no quedan
sino restos,
esqueletos
de hematomas
de amor olvidados,
saliva moribunda
tan espesa
como esta sangre,
que coagulada te escribe.



Del libro Eróticos desvaríos 


  •  Pintura de Isaiah Stephens

3 comentarios:

Mar dijo...

Desvarío exquisito. Me encantó volver a leerte. Veo que tienespublicado un libro. Felicidades

Meri Pas Blanquer (Carmen Pascual) dijo...

Gracias Mar, me hace mucha ilusión tenerte por aquí, te admiro mucho.
Si, he publicado un libro de poemas, ha sido un año muy duro, antes del libro la vida se llevo a mi mamá de este mundo y ésto me ha hecho moverme por terrenos pantanosos y oscuros pero también para escribir, escribir y escribir...
Recibe un abrazo enorme querida Mar.

Cielo dijo...

Versos que atrapan enseguida
que envuelven en esa delicia
del desenfreno
y que después tras el recuerdo
queda un amargo dulzor.

Un poema redondo, enhorabuena Meri.