jueves

Sinfonía rusa

Sergey Kondrashov




En las montañas de Rusia
nos abandonamos para siempre.
En primer lugar,
porque me dejé la razón
en la mesilla escondida,
y en segundo lugar,
porque tú, renunciaste a tu vida anterior.
Y así, nos fuimos descongelando,
el alma primero,
después la piel
y por último,
nos fuimos derritiendo
hasta formar una amalgama,
una partitura
con acordes insospechados.
Ahora,
muchos países más abajo,
cuando la luna está encendida
y sopla el viento del norte,
el cristal de mi ventana
retumba,
yo tirito y me estremezco toda,
cuando
la lluvia y sus cuatro movimientos,
repiten aquella sinfonía.


-

15 comentarios:

Duna dijo...

Meri Pas, a veces es bueno olvidar y partir de cero. Y hay sitios que ayudan mucho para este paso.
Me ha gustado, amiga

Un beso

Carmen García Suárez dijo...

Un poema hermoso, que trasmite mucha melancolía.
Un saludo

tula dijo...

..muy sensible, sutil y bello.
un beso.

Lozzano dijo...

Qué bello poema. Es tan nostálgico, y tan bellamente ilustrado que la pintura y el poema me trasmiten una misma sensación.
Un beso.

Aire dijo...

"Ahora,
muchos países más abajo"

me pareció tan genial esa idea...

Milo Pratt dijo...

wow... muy bueno el poema... me gusta mucho como arranca, eso de las montañas de rusia es una imágen enorme y vasta, y a mi las imágenes enormes y vastas me fascinan. Poco el poema se va volviendo más intimo, se va deslizando, pasas a una metáfora musical y con el final abrochas todo de neuvo, gegragía, música, nostalgia y amor...

me gusta mucho como escribes!

gracias por tus visitas!

ana sáenz dijo...

algo así como volver a empezar, recuerdos que a veces se nos amontonan y no sabemos qué hacer con ellos

un abrazo

pamela janet dijo...

Me agradado tu entrada y me quedo corta al expresar palabra,es bueno encontrar espacios como los tuyos te estaré siguiendo y leyendo,ojala puedas visitar mi espacio besos.

elena clásica dijo...

Como tuvo que ser aquel encuentro en las montañas de Rusia, haciendo temblar los pilares de la tierra, así como lo perpetúa la música recogiendo en su seno la esencia del Amor y su energía.
Las antítesis y las metáforas que utilizas revientan de fuerza, uno a veces se olvida de su razón y la deja escondida en la mesilla.
De descongelarse a derretirse, esa es la forma de llegar a cobijarse en las montañas de Rusia, la tierra seguirá vibrando muchos países más abajo.
Unos recursos deliciosos los que has utilizado, Meri pas. Nos has dejado locos, bailando al son de la sinfonía.
Besazos.

elena clásica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Edu dijo...

Sinfonia de cosmos, en corazón de estepa.
Un Saludo

Andrea dijo...

...de aire nostálgico,
un deje cadencioso,
que se añora.
Pentagramas de inspiración...

salvadorpliego dijo...

Excelentes!!!! Estos versos te los aplaudo. El cierre es muy bueno.

Un fuerte abrazo.

Raticulina dijo...

Un poema sinfónico que se escucha nostálgico y se lee melodioso. Me ha gustado su música.
Yo me quedo en los dos primeros versos...

Juan Antonio dijo...

Sinfonía de olvidos y certezas. En fa sostenido menor?

Beso.